alien alienado

Síntomas evidentes de inutilidad al volante

72003417-crop-600x338

(Nota preliminar: sufro estos síntomas literalmente a diario, es imposible que coja el coche un día sin encontrarme algún analfabeto del volante entorpeciendo mi circulación)

-Circula con los antinieblas encendidos todo el año, aunque luzca el sol o sea una noche despejada, deslumbrando al resto de conductores (no precisamente por su inteligencia).

-Acelera y frena sin necesidad, como si sus pies tuviesen vida y decisiones propias.

-Habla por el móvil al mismo tiempo que conduce, porque se cree que “controla”, mientras circula a ritmo irregular y sin señalizar las maniobras.

-Desconoce la existencia de un “palo mágico” situado junto al volante que permite señalizar los cambios de dirección del vehículo, o bien desconoce la gratituidad de su uso.

-Circula por el carril izquierdo aunque el derecho esté vacío, aunque su velocidad sea inferior a la de vehículos que circulan detrás. Variante: no se aparta del carril izquierdo hasta que el vehículo que circula detrás ha tenido que frenar fuertemente. Supongo que este tipo de seres mononeuronales consideran una “victoria” que su inutilidad haya conseguido entorpecer el tráfico.

-Impide el adelantamiento en condiciones de seguridad (extremo: personas que aceleran fuertemente al ser adelantadas poniendo en peligro la vida del adelantador)

-Circula a velocidades notablemente inferiores a las de la vía. En ocasiones, acelera fuertemente a la llegada a un semáforo en ámbar dejando al vehículo que le seguía pacientemente parado en el semáforo con cara de tonto.

-No cede el paso en las intersecciones, continuando la circulación mirando al frente y esperando “el mejor resultado posible” de su infracción.

-No frena en los pasos de cebra.

-Ignora las líneas que delimitan el carril, especialmente en rotondas.

-Frena en el último microsegundo en el semáforo en ámbar, cuando por velocidad parecía que iba a pasar.

-Frena y acciona el intermitente en el último microsegundo antes de girar.

-Rellena el cristal trasero de su vehículo con toda clase de adornos que, además de mostrar el nulo gusto estético del conductor, impiden una correcta visibilidad y empeoran aún más su ya deficiente habilidad al volante.

-Circula con ciclomotor por autovía (he llegado a ver microcoches de los que se conducen sin carnet circulando a 50 km/h por el medio de la autovía)

-Considera que su bicicleta o moto es indestructible y circula entre los coches poniendo en peligro tanto su integridad física como la chapa de los demás.

-Circula de noche sin encender las luces de su vehículo o sin emplear prendas o elementos reflectantes en bicicleta.

-Aparca en medio de la calle poniendo los 4 intermitentes, pensando que la ley le ampara (tristemente habitual) y sin tener la mínima deferencia hacia el resto de apartar su vehículo acercándolo a la acera. A veces lo hace pese a tener sitio para aparcar 10 metros más adelante.

-Circula con neumáticos en pésimo estado hasta que revientan, con alta probabilidad de accidente grave (muy habitual en camioneros), sin importarle no sólo su seguridad sino la del resto de usuarios de la vía.

-Frena con fuerza cuando ve un anuncio de control de velocidad de la DGT, ignorando que el luminoso no implica que el control de velocidad esté en ese tramo y ninguneando la posibilidad de tener algún vehículo detrás que pueda correr peligro debido a la reducción de velocidad brusca e inesperada.

-Circula por el carril bici ignorando los pasos de cebra para peatones y se introduce en la calzada como si su bicicleta se hubiese convertido en un camión de bomberos con las luces de emergencia encendidas.

-Por último, existe una serie de modelos cuya mera posesión implica que, aunque su dueño no esté cometiendo ninguna infracción en ese momento, existe una alta probabilidad de que esté a punto de cometerla:

  1. Seat León negro o amarillo.
  2. Vehículo con chapa destrozada.
  3. BMW tuneado.
  4. Vehículo con la parte de atrás llena de pegatinas.
  5. Vehículo que se conduce sin necesidad de carnet.
  6. La mayoría de los padres que van a recoger a sus hijos al colegio en un SUV enorme.
  7. La mayoría de las personas mayores a la llegada a una intersección.
  8. La mayoría de los quads.
  9. La mayoría de las motos de alta cilindrada en carreteras de montaña.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: