alien alienado

Trascender cansa

aging-the-law-of-nature.jpg

¿Alguna vez te has planteado si tu vida tiene sentido? Vas a trabajar, vuelves a tu casa a descansar, sales con los amigos, en algún momento de tu absurda existencia encuentras pareja y puede que incluso llegues a tener descendencia (siendo mejor o peor padre) y mientras tanto, día tras día, esperas a que llegue el momento de tu muerte… ¿tiene todo ese ciclo algún sentido? ¿Qué le da valor a tu vida? ¿En qué se diferencia tu existencia de la de una hormiga?

Una posible respuesta/escapatoria a esta dura pregunta sería: “tengo la capacidad de sentir y disfrutar de las cosas pequeñas, eso me diferencia de cualquier hormiga”. En parte tiene razón, pero por otra parte esa capacidad no es diferente de la de miles de millones de otros humanos que pueblan el planeta, ese otro “hormiguero” al que todos pertenecemos. ¿Qué te hace especial o diferente? ¿Qué recordarán de ti cuando hayas muerto? Imagina lo que dirán en tu funeral: “Era una persona muy trabajadora” – “Era bueno y cariñoso con su familia” – “Su pareja y amigos nunca le olvidarán”… frases que podrían decir de la inmensa mayoría de los mortales. Frases que seguramente cualquier párroco que oficie funerales se conocerá de memoria.

Entonces, volviendo al pensamiento que nos ocupa: ¿qué le da sentido o valor objetivo a tu existencia? La respuesta es, desde mi punto de vista, la trascendencia. Para mí, trascender es producir algo propio, no consentir ser un receptáculo más de el enorme vacío que inunda nuestra sociedad global. Y por “producir” entiendo crear algo de la nada, algo nuevo, algo que nunca se había visto. La mayoría de trabajos no son productivos en el sentido de que cualquiera puede realizarlos con más o menos formación y en ellos no se desarrolla creatividad alguna. Lo mismo puede decirse de todas las actividades que realiza la gente en su día a día: conducir no es productivo, ver la televisión o navegar por internet no es productivo, incluso aprender cosas de memoria no es productivo salvo que el conocimiento adquirido te ayude a producir algo. Actividades productivas serían, desde mi punto de vista, cualquier actividad artística como dibujar o pintar, componer música propia, escribir, diseñar o realizar alguna invención/descubrimiento que cambie de alguna forma el devenir de la especie de forma más o menos significativa (no necesariamente un gran descubrimiento).

La mayoría de nosotros pasamos por la vida sin pena ni gloria y muchos de los que se llevan esa gloria (políticos, famosos de las revistas del corazón, etc) no son personas que hayan realizado alguna actividad trascendente, que hayan dejado un legado tras de sí con un verdadero peso, algo que cambiará la vida de muchos otros seres humanos o que podrá ser recordado a su muerte. Está claro que mucha gente disentirá de mi opinión: un político, por ejemplo, puede cambiar el devenir de millones de humanos. Y es cierto, pero no va a hacer nada que no hubiese hecho otro político en su lugar, salvo que sea una persona realmente excepcional y llena de talento, con personalidad, principios morales e ideas propias inmutables, un Gandhi, un Luther King… una de esas personalidades que revolucionan la historia, sientan las bases para un cambio de gran calado y que brillan por su ausencia en nuestro panorama político.

Soy bastante escéptico con respecto al sentido de nuestra existencia en general. Soy el primero que piensa que tratamos de racionalizar el caos del universo en vez de aceptarlo como tal: algo sin sentido, incontrolable, que se escapa a nuestro entendimiento. Quizás el único sentido de la vida es tratar de ser felices aunque nada a nuestro alrededor tenga pies ni cabeza. Quizás esa idea de “producir”, “cambiar el mundo” o “trascender” es únicamente una losa añadida a nuestras espaldas para hacernos sentir aún más inútiles e insignificantes de lo que ya somos. Quizás no debemos de mirar por ofrecer un “valor objetivo” a nuestra vida sino por incrementar su “valor subjetivo”, de forma que nos aporte felicidad y plenitud. Así que qué más da si no encontramos la cura para el cáncer o no escribimos la obra literaria definitiva que conmoverá millones de corazones, mientras estemos haciendo cualquier cosa que nos satisfaga y nos llene.

A mí personalmente el concepto de “trascender” o “producir” me cansa sólo de pensar en ello. Así que sin más demora, voy a seguir tirando mi tiempo 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: